Si ves a un niño robando antes de castigarlo, preguntale si puedes ayudarlo, si tiene hambre o tiene frio. Que vea en ti a un padre o un tio, que eres bueno y lo estás ayudando. Preguntale quien lo está mandando y donde lo aprendió, verás que aquel que lo enseñó ese es el único culpable. No hagas al niño responsible, el solo es un angelito de Dios. Una victima que vive en pos y la mardad lo está usando un pobre que vive solo y llorando, no lo dejes , piensa que es tu hermano. Por favor tiéndele una mano, no dejes que lo sigan abusando. Autor: Juan Castellanos