En mi jardín hay dos rosas, ellas mi hija y mi esposa, son las flores más hermosas de mi jardín, las dos rosas. Comparten con otras flores de mi jardín, estas rosas, ellas son más primorosas, ellas son las más hermosas. Vienen a libar en ellas un sin fin de mariposas, son ellas las preferidas de mi jardín, las dos rosas. Muy afortunado jardín, éste, el de las dos rosas, no existe jardín más bello, ni más bello par de rosas.
Autor: Cástulo Gregorisch (10-Agosto-02)



            



© Brisa Diseños - Copyright, Diciembre 2002