¡Oh señor! déjame refugiar en tu mirada, Para secar las plumas de mis alas. Ya no puedo volar y estoy cansada, Sólo quiero esconderme en tus entrañas. =·=·=·=·=·=·=·= ¿Es que acaso no escuchas el sonido Del tierno manantial que como un canto Han formado mis lágrimas un nido? Tejido con las trenzas de mi llanto. =·=·=·=·=·=·=·= ¡Oh señor de los pobres y afligidos! No te alejes de mí, ¡sé mi consuelo! Porque pocos serán tus escogidos Y muchos los que duerman sin tu cielo. =·=·=·=·=·=·=·= Mis padres me han dejado en el camino y el temor se durmió en mi pensamiento. No quisiera saberme en el olvido y despertar con angustia y sufrimiento. =·=·=·=·=·=·=·= ¡Ven recógeme no tardes tengo miedo! Quiero sentir el arrullo de tus manos. Ya mis alas se han secado; ¡te lo ruego! Solo quiero saber... ¿cuándo nos vamos?
Autora: Luz Dary Becerra
                        



imagen enviada por: "Evalyna"
© Brisa Diseños - Copyright, Febrero 2014