Por el aire que acaricia tus mejillas al pasar. Y los trinos de las aves que murmuran sin cesar.
Por tu gracia, tu talento... ... y por brindarme tu amor siento que mi alma es grande, y en ella siento al Señor.
Es por todo que te hablo... ...Desde la tierra mamá. A ti, que brillas y velas, mis noches, mi despertar.
Son mías las palabras... ... Que dejaste en mi Ser. Como tu bello rostro ¡¡Madre mía, MUJER!!
Autora: Ana Maria Zacagnino

                        




© Brisa Diseños - Copyright, Abril 2011