Dios te conceda Evalyna sus más ricas bendiciones y que nuestros corazones se unan en paz cristalina. Que nunca asome la inquina anublar nuestra amistad construida en la verdad con la pureza divina. Santa Bárbara Bendita y el Señor de los Milagros quiten los tragos amargos cuando la vida se agita. Mi oración y mi alma gritan pidiendo por tu salud tu Cuba y mi gran Perú te quieren sana y bonita. Autor: Eliseo León Pretell Houston TX, 14 Marzo 2006

                        





© Brisa Diseños - Copyright, Junio 2011