Yo soy tu hembra


¡Sí, tú tienes razón... Yo busco amor, porque yo también soy el amor! Yo soy la miel derretida, que busca a escondidas entregar mi sabor. Yo soy la flor que se entrega al chupa flor, para que con su piquito extraiga todo el dulzor del néctar, que está dentro de mi corazón. ¡Sí, no te has equivocado... Porque yo, soy mujer! ¡Yo soy ardor, soy toda fuego para quemar tu cuerpo... Yo soy pasión, dulzura, delicadeza y comprensión! Yo soy quien da en algunas ocasiones, lo que muchos no te han dado... ¡Pero, si es que todavía no sabes quién soy! ¡Yo soy la mujer, personificada en el amor! ¡La hembra que Dios le dió al hombre, para hacerle siempre el amor llenándole de ilusión el corazón! ¡Sí, esa soy yo... Tu hembra! Toda una hembra que está hecha solamente de amor, porque así fue construido mi cuerpo, mi mente, mi espíritu y mi corazón. Yo fui hecha con mucho amor por ese alguien, que quizás muchos todavía no conocen. ¡Ese, es Nuestro Señor...Y Él, sí sabe quién soy! Autora: Evalyna