Ven amiga, hablemos


¡Ven, amiga! Hablemos de esas cosas, que nos duele y nos hace tanto daño. Tu corazón y el mío se sienten afligidos, ya están cansados y muy heridos... No podemos olvidar el pasado ya vivido, pero seguimos en pie y eso es lo único que no olvido. No podemos negar, que sentimos lo mismo... ¿Será que amamos al mismo Dios, divino? ¡Cómo hemos sufrido! Pero créeme, no ha sido por castigo... También hay cosas maravillosas, que no quedan en el olvido. Nos casamos, tuvimos hijos y nietos... Además, tenemos muchos buenos amigos. También llevamos en el corazón, un amor puro y limpio... Nunca daño hemos querido, para aquellos que nos han herido. ¡Eso amiga, es algo que nos mantiene el corazón vivo! ¡A nadie, le debemos... Sólo ha Nuestro Dios querido, que nos dio el ser y todavía está vivo! ¡Ven, amiga... Tenemos que recordar lo vivido! Todos nuestros sueños quedaron realizados, aunque ahora cambiaron nuestros caminos... ¡Los años han pasado, ya no es lo mismo... La juventud nos dejó, pero el corazón sigue vivo! ¡Ven, amiga... Hablemos! Autora: Evalyna





Imagen: enviada por Sandra
© Brisa Diseños - Copyright, Febero 2010