¡Cómo un mar candente, donde se siente la calma, así te llevo en mi alma, por ser diferente! ·-·-·-·-·-·-· Mas en mi corazón ardiente te siento penetrar, sin saber tan siquiera si tú me vas a amar, oh, soy sólo tu juguete. ·-·-·-·-·-·-· ¿Piensas acaso que soy impaciente, que no puedo esperar? Yo soy un mar tranquilo deseoso de amar, sin pensar tan siquiera el dolor y la pena, que me vas a causar. ·-·-·-·-·-·-· ¡Así soy yo, un mar tranquilo! Pero sí te digo: ¡Conmigo, no vas a jugar! Y cuando decidas hacerlo, este mar se agitará como un volcán Y te juro, que en tu propio llanto... ¡Te haré... Ahogar! Autora: Evalyna

            



© Brisa Diseños - Copyright, Abril 2010