Un mar en furia

Dices, que soy como un tallo seco y lleno de espinas... Que tú eres como una rosa perfumada y te marchitas, con todo lo que te doy en la vida. También dices, que soy un mar violento, lleno de furia... Que tú eres como la arena blanca y fina, que recoge siempre en tu cuerpo toda mi ira. ¡No... Tú nunca podrás decir, que yo soy un mar en furia... Porque bien sabes que tú eres cómo la sangre, que mi pobre alma respira! Así tú te comportas, haciéndote la más fina... y que con dulces palabras, me lo dices todo... ¡Quizás te lo crees, o es que quieres callar la verdad! No comprendes que por querer ser tan fina, quizás ha otros le puedas paracer algo más y que al verte pasar, de ti todos se reirán? ¡No... tú nunca comprenderás, que la vida que te brindo es buena... y que tú de blanca y fina, no tienes nada! Perdóname, si te sientes ofendida... Pero tengo, que decirtelo... ¡Todo en ti, es mentira! Tú perderás mi amor y nada, nada te quedará en la vida. Autora: Evalyna
                        



© Alan Ayers
© Brisa Diseños - Copyright, Noviembre 2010