Escribo cada día, lo que pasa por mi mente. ¡Es que soy ardiente... Tengo deseos de amar! Pero, escribo solamente para no sentirme ahogar. Yo siento que mi corazón llora, grita, tiene deseos de amar... Por favor, dime: ¿Quién le pudiera dar un poco de calor y comprensión, a éste pobre corazón? Así me paso el tiempo, solo escribiendo lo que pienso ¡Pero la respuesta es muda, no sabe de sentimientos. No me contesta, ni me da lo que yo siento! ¡Sí, aquí está todo escrito... Pero, se lo lleva el viento! Pienso que si digo a alguien... el amor que yo siento, se van a reír de mí... ¿Seré yo la culpable, de mi propio sentir? ¿Pero, por qué soy así? ¿Por qué será que no puedo decir, que mi corazón quiere latir y sentir el calor de alguna pasión... Para que mis labios ya no sientan el frío, de los días de soledad? Sí, yo quiero que alguien me ame y me haga sentir que soy una persona... Decir que mi sangre arde en mi cuerpo y que mis ansias de vivir, son... igual a las demás. Pero, por qué escribo y no lo digo a otras personas que quizás están como yo, esperando una oportunidad para decir: ¡Yo te amo... Mi corazón todavía late! ¡ Está vivo y necesita de amor, hazme vivir aunque sea un momento! ¡Déjame hacerte sentir toda ésta pasión, que me enloquece! Autora: Evalyna


          



© Brisa Diseños - Copyright, Septiembre 2010