Soy feliz de nuevo


Como un sueño, has llegado a mí... ¡No, es que aun no puedo creer, que tú te hayas fijado en mí! Quizás Dios me ha escuchado y ésta felicidad me ha otorgado, por lo tanto que me a visto sufrír... Ahora sé que Dios no me ha abandonado, aúnque así yo lo había pensado... Hoy felizmente llegastes a mi lado, cuando ya mi corazón estaba destrozado, y creía que nadie me iba amar... Que feliz estoy con la entrega de este amor, que tú me has llegado a dar... Yo deseo ser siempre feliz y entregar la pasión de mi amor, a éste gran hombre que me ha de dar todo su calor... Dios bendiga éste amor, para no tener que sufrír más y vea siempre con claridad, que Dios nunca nos tendrá olvidado cómo yo lo había pensado... Autora: Evalyna