Solo cuando te miro me pongo a llorar, recordando el pasado cuando me decías, que por siempre me ibas amar... Recordando tus besos y todas esas caricias, que juraste nunca ibas a olvidar. Mereces un castigo por estas lágrimas que por mis ojos, siempre han de rodar. No sé cuanto te he podido aguantar, sufriendo y penando haciéndome llorar. Ahora solo lloro al recordar, las míseras caricias y besos, que en aquel tiempo me pudiste dar. No sé cuando llegarán a parar, sin perder más mis años, sin tener que llorar. Lágrimas de mi alma y de estos ojos, que por tu culpa no paran de llorar... Pero sé que algún día tú me las vas a pagar, sin volver a decir ni ponerme a pensar que: Solo cuando te miro, me pongo a llorar. Autora: Evalyna


        




imagen central enviada por Evalyna
© Brisa Diseños - Copyright, Octubre 2012