A veces me pongo a escribir, y siento un dolor profundo en mi corazón pensando que quizás otros, sientan el mismo dolor que yo. Son cosas imaginables, que quizás nos pasa ha todos... ¡Yo no sé, cómo les voy a explicar! ¡Porque no sé, si es una fuerza sobrenatural... O lo hago sólo por desahogar, lo que otros no quieren decir! ¡Yo, sufro...Mi corazón, se destroza! ¡Mis ojos, se cierran con las lágrinas... Pero, no son lágrimas cómo gotas de agua! ¡No, éstas son gotas de sangre abatidas, hirvientes, salidas del corazón! Pero siento también que no soy yo quien escribe, ni esas lágrimas son mías... Yo siento, que todo lo que escribo es de Ese... ¡Sí, de Ese Dios... Al cual tanto dolor damos, con nuestro proceder! ¡Quizás piensen, que estoy loca... Que nada de esto, puede suceder! Pero si ha alguien esto le sucediera, desearía que me lo hicieran saber... Pues pienso también que si loca yo fuera, sería lo más bello que me podría suceder. Autora: Evalyna