¡Quisiera ser gaviota para volar silenciosamente, hasta llegar al lugar donde te encuentras! Ya será de noche y llegaré cansada, por la distancia... Tú ya estarás dormido, como si fueras un ángel. Yo entraría por tu ventana, me posaría en tu cama y me acercaría lentamente mirando tus ojos cerrados. Te contemplaría con el corazón latiéndome, porque de ti estoy locamente enamorada. Después con mi pico, te besaría largamente en los labios y con mis alas te abrazaría, para así quedarme junto a ti dormida, hasta que llegara el nuevo día. Después, me desprendería de ese cuerpo tan deseado besando nuevamente tus labios... Para después emprender la partida, dejándote toda mi vida. ¡Nunca sabrás, que estuve a tu lado... Pero sé que despertarás y pensarás, que soñaste conmigo! Así mi pensamiento, estará siempre contigo... Así, yo volaría todos los días esa distancia que nos separa. Yo quiero en las noches dormir abrazada a tu cuerpo, sintiendo tu olor a hombre apasionado... Quiero ser gaviota y volar todos los días de mi vida, para dejarte mi calor de mujer enamorada. ¡Sí, yo quiero ser gaviota para volar esa distancia y sentir que tu boca y tu cuerpo, son solamente mio! Autora: Evalyna

                    


© Brisa Diseños - Copyright, Abril 2011