Siempre me pregunto, el porque tanta prisa en llegar, si tienen el tiempo para poner las cosas en su lugar... apurarse no les da más tiempo, solo les atrasa los minutos de la vida, sin que te pongas a pensar, que el tiempo no se mide por carreras, ni ser el primero en llegar. Dios siempre da la calma, para que hagan las cosas, sin tener esas carreras, que les quita salud y vida... Debemos ponernos a pensar, que el día y la noche tienen horas de merecer a donde y que tiempo tenemos para poder caminar al lugar, sin que nadie tenga que esperar. Correr, malgastar tiempo, salud y su vida, acabar. Nadie es merecedor de estar de prisa, cuando tenemos muchas horas del día y la noche para hacer y poner las cosas en su lugar... Porqué llevar tanta prisa? A donde quieren llegar? Será, que la vida les molesta y a la muerte, quieren ser el primero en llegar? Que maldad de la gente que corre a diario, para poder trabajar, para irse de compras y tener que regresar... El que sale a robar, o a matar, siempre de prisa... Como si quisieran ser los primeros, en causar su penal... No les da pena que Nuestro Señor va detrás queriéndolos aplacar, para que se den cuenta de la realidad... Que la vida Él se las da solo para darles la felicidad, sin llevarla tan de prisa, queriéndosela acabar. ¿Por qué no se ponen a pensar, que les sucederá cuando ya estén acabado, y quien de prisa querrá llegar hasta ustedes, para poderles ayudar? Dan tantas carreras, que mienten al decir, que sus problemas quieren aplacar con vicios, que a la muerte solamente les llevará... ¿Porqué...Porqué tan de prisa, a su entierro quieren llegar? Autora: Evalyna

                    




© Brisa Diseños - Copyright, Marzo 2013