Tengo un corazón para ti, y tú tienes el tuyo dentro de mí... Si estás triste muero por ti, ¡Sí... ya dijiste, que moriré dentro de ti! No importa cuanto valgo, ni cuanto vale el tuyo si me salgo... Veo en mi mente todo lo tuyo, yo duermo dentro de ese corazón tuyo. Nadie ve tu martirio, ni sufren si no tengo lo tuyo... me abstengo de seguirlo, pobre mendigo que he sido. Llamo a tu corazón herido, me dices que ya no es lo mismo... Caminando sangra de delirio, y el tuyo envuelto en el mío. Los dos caminamos, sin rumbo... nos amamos con este corazón presumido. Nunca trates de salirte del mío, ni yo, por arrogante, perderé el tuyo. Dos corazones corren en el río, de agua se bañan nuestros amoríos... Mas nunca enseñas cual tiene más frío, si el amor está entre el tuyo y el mio. Guardas tu sangre y late junto al mío, corazones bendecidos, pero llenos de hastío... Mueres tu primero junto al mío, yo te sigo para darte el mío... Seguro que nos ataca el frío, soñamos con un solo sentido, mírame a través de estos ojos míos.. ¡pero nunca te vayas y me dejes, amor mío! Autora: Evalyna

                   




imagen facilitada por Evalyna
© Brisa Diseños - Copyright, Marzo 2012