Del cielo cayó una Estrella el Señor la envio. Dos personas con mucho amor, la fueron a recoger. La Estrella pura y bella, el corazón les iluminó y en niña se convirtió por la gracia de Dios. Él les dijo: En sus manos, lirios frescos, todos tendrán y perfumados los senderos a su paso siempre estarán. La Estella les iluminó el corazón. Dio todo su amor agradeciendo a quienes le dieron los cuidados con mucho amor, protección y calor. El corazón le dió lleno de ternura y amor, hasta que aquí llegó y creció ofreciendo todo su amor y comprensión... como Dios, le había pedido. Pasó el tiempo y ya siendo mujer en madre abnegada se convirtió, dando todo por esos bellos amores... No hace falta decir tu nombre... hija de mi vida... tú eres esa linda Estrella.
Autora: Eva Soto


                     



imagen enviada por "Eva Soto"
© Brisa Diseños - Copyright, Abril 2016