El hombre con ceguedad critica sin darse cuenta, que sin la mujer no sería nada. La mujer es sagrada, desde el principio hasta el final... Pues de élla nacimos, y por élla, llegamos hasta el final de nuestra existencia. El hombre con benevolencia, lo mismo la ama que la desprecia... Sin mirar el bien, o el mal, que destruye su belleza. ¡El hombre siempre paga mal a la mujer, en vez de adorarla como debe ser.... Porque la madre se bendice, y ella también es mujer! Autora: Evalyna

                     

Adaptación: © Brisa Diseños - 2010