Qué feliz me sentía, pensando que me querías... pero pasaban los días y nada de ti recibía, aunque a mi lado te sentía. -:-:-:-:-:-:-:-:- ¿Mi Ángel... cómo antes no te veía, ni venías? Me encanta mirarte allá, en el azul del cielo. ¡Te amo...! me decías con desconsuelo... -:-:-:-:-:-:-:-:- No, me importa esperarte... Tú eres, mi eterno anhelo. ¡Ay, cuánto te quiero y me desespero! -:-:-:-:-:-:-:-:- ¡Ven, por favor... Seguir esperando ya no puedo...! Cuánto quisiera acariciar tu pelo. ¡Mi Ángel, te quiero... Ven, o me muero...! -:-:-:-:-:-:-:-:- Cómo perder tu mirada, desde ese azul cielo... ¡No sé quién eres, pero vivir sin ti no quiero...! ¡Hazme todo tuyo, aunque sea tu siervo...! -:-:-:-:-:-:-:-:- Camino sin rumbo, concentrarme no puedo.... Mis pies están cansados, mi corazón está deshecho. ¡Dime, Ángel mío...! ¿A dónde, te espero? -:-:-:-:-:-:-:-:- ¡Te siento siempre mirándome, desde ese bello azul del cielo! ¡Ven, llévame de una vez... o, ya me muero!
Autora: Evalyna


                





© Brisa Diseños - 2015