Muchas veces te he preguntado: ¿Por qué... me amas? Tú bien sabes, que soy un amor prohibido... ¿No ves cómo sufre mi alma, con éste terrible martirio? ¡No, yo no quiero hacerte daño...Tú eres lo más bello, que he conocido! Eres una rosa intocable, que sus pétalos se deshojan y se marchitan en espera de beber la gota de agua, que nunca llega a sus labios. ¡No... ya no sufras, por favor te lo pido! Yo soy casado, tengo esposa, é hijos... No puedo dejar que sigamos, con éste maldito delirio. ¡No podemos amarnos, somos dos frutos prohibidos! Ni siquiera podemos abrazarnos, ni besarnos... ni tocar nuestros cuerpos ardientes como deseamos. ¿Por qué me amas, te pregunto cada día... Si sabes que no puedo ser tuyo, ni tú puedes ser mía? Yo me siento perdido y con el corazón herido! ¡No, no mi amor... mejor échame al olvido! Siento como si estuviera muerto, aunque permanezca vivo... ¿Por qué me amas, si nuestro amor es prohibido? Autora: Evalyna


                        



Adaptación: © Brisa Diseños - 2010