Un amor consentido, lleno de ilusión... Llamó a tu puerta un día y tú lo tiraste, en un rincón... ¡No me gusta, es un amor presumido y tonto...! Dijiste riendo del que te trajo, todo su corazón. Vengarte querías y no tuviste compasión... El volvió al otro día, pero ya no había ilusión... ¿Que pensaste, que era uno más del montón? Lo despreciaste sin saber, que era puro su amor. Te fuiste casi corriendo y llegó, uno burlón.... Te dijo que contigo se casaría, llenándote de pasión... Así llegó el día, después que con tu corazón jugó... Él nada quería contigo, te dejó con tremenda ilusión. ¡Vamos, que desdicha la mía...!, dijiste y él cayó... Ya nada tienes en la vida, porque él ya murió... Amor nunca dejes, por uno que mal te juzgó... Quien juega, pierde la partida... ¡Sí, así es el amor! Bonito traje compraste, pero él te plantó... El primero fue honesto y el último te abandonó... Por suerte ya murió, tremendo fue su plantón. Si piensas enamorarte, no lo hagas de un bravucón. Ya perdiste plato y comida, esperando un amor... Viuda antes del matrimonio, llena de penas y desilusión. ¿Volverás a buscar marido, que te llene solo de ilusión? Así fue que perdiste, el primero y mejor... Amor consentido. Autora: Evalyna


                   



imagen central: Mironna
© Brisa Diseños - Copyright, Febrero 2012