Amigas y hermanas del alma, Giovanna, Francis y muchas más. Ya no recuerdo en que año, mes ni que día nos hicimos amigas. Sólo recuerdo que fue cuando sus manos, en la distancia, tomaron la mía... qué hermoso recuerdo quedó, cuando nuestro Señor, con amor, nos unió. Así es, que ha pasado el tiempo... queriéndonos, cada día mucho más. ¡Sí, mucho más que amigas... porque ya, somos hermanas! Nos hemos contado muchas cosas, de nuestro presente y del pasado. Nos entendemos y saludamos, como las hermanas del alma. Muchos abrazos y besos nos damos, con un cariño puro y muy sincero. Nunca personalmente nos hemos visto, pero dentro del corazón, nos quedamos. ¿Quién nos hubiera dicho, que esto sucedería de esta manera? ¡es verdad! el corazón, no tiene ojos, pero late fuerte y es grande el sentimiento. Va entrando lento en nuestros corazones, como si estuviésemos presentes. Muchas que dicen ser amigas, esto nunca lo han entendido. ¡Quizás, el corazón y los sentimientos... no se sabe, si ya los han perdido! pero como tú, mi querida Giovanna... también hay muchas, que son hermanas. Jamás de la mente, se nos podrán borrar... siempre están y estarán, en nuestro corazón. Todas juntas, presentes han de estar... no importa, para qué mundo se van. Aquí estarán, en pensamiento y corazón... latiendo muy fuerte, como hermanas que son. Hace poco perdimos unas amigas y hermanas... como de verdad somos nosotras. Recuerdos empañan nuestros ojos, también nos está sangrando el corazón. Sentimos mucho el dolor por la pena... pero aquí seguimos, amándolas. Alicia Ballenita, como otras, fueron amorosas... con sentimientos verdaderamente humanos. Que en Paz descansen las que se fueron, junto al Señor estarán, con el mismo amor. Sabemos que ellas, están sintiendo lo mismo... porque sus almas buenas quedaron vivas. Estaremos, con cariño pensándolas... Porque ellas, seguirán siendo las mismas. ¡No...! No sólo, fueron amigas... ellas son y serán siempre, hermanas. !Gracias a Dios tenemos muchas... y como hermanas nos queremos. Todas ellas, nos acompañarán... saludándonos con Amor de verdad. No existe la hipocresía, como otras que, al parecer, no sienten nada. Sólo pido que a estas, Dios las bendiga... sin remordimientos, ni odios de mala entraña.

Desde California,        la cubana de siempre,        Evalyna        




                   





imagen enviada por "Evalyna" © imikimi
© Brisa Diseños - Copyright, Octubre 2014