Adoro el día que te conocí... Tu rostro, tu sonrisa, que me hicieron vivir... Tus manos al tocarme, tus ojos al mirarme. Adoro todo lo que hay en ti... Tus palabras sinceras, tu manera de acariciarme, tus besos ardientes. Todo eso yo adoro, toda esa pasión al hacerme el amor, por tu entrega total de tu cuerpo varonil. Tú si sabes distinguir y hacerme sentir el corazón latir, con esa fuerza que sólo tú me haces vivir. Yo te adoro, por todo eso que eres... Todo un hombre completo, entregado al cuerpo y alma de una mujer. Te adoro, si te adoro... Cuando siento la miel de tus labios, derretida en toda mi piel.... ¡Yo te adoro, hasta el fin! Autora: Evalyna


                    


Adaptación © Brisa Diseños - Noviembre 2010