¡Hola...!

Mi nombre es: Lino Ramón Soto. Soy cubano, vivo en cuba y tengo 62 años de edad.

Soy casado con 2 hijos, Una mujer y un varón... También tengo varios nietos, los cuales adoro con todo mi corazón.

Bueno, la razón de éste mensaje, es para hacerles llegar algo que me ha ocurrido y que vengo padeciendo, desde hace un poco más de un año... No les hablo, de nadie más que de mí.

Yo deseo que conozcan el dolor que estoy pasando y no es solamente por la enfermedad, que me está acabando con la vida... También lo hago, porque mi familia está sufriendo junto conmigo y desdichadamente... soy yo, el culpable de todo este sufrimiento.

Tengo dolor de las quemadas en la piel, así como también por las heridas y... claro, por la enfermedad, sabiendo que pronto moriré, porque es muy tarde y está muy avanzado el cáncer, que tengo en mi garganta...

Sí, yo comencé a fumar desde que era muy joven. En todos estos años, sólo pensaba que fumar me quitaba los problemas que tenía... o, al menos... Yo creía que aunque fuese me calmaba los nervios... Fueron muchos los años que lleve fumando y cuando yo escuchaba que alguien decía, que el cigarro causaba Cáncer... Les juro, que siempre me reía y comentaba, con quién estaba presente, que eso era un cuento...

Hoy, ese cuento me está comiendo lentamente la vida. Ya tengo 2 operaciones y me están dando tratamiento de Radiaciones y Quimioterapia... Este tratamiento es muy terrible, tanto como la propia enfermedad. Sé que yo fui el culpable, nunca escuché consejos. Ni siquiera de quienes ya tenían esta enfermedad. Yo sabía que era cierto que la tenían a causa del cigarro. Hoy, estoy muy arrepentido de mi ignorancia... y pienso: ¡Si pudiera volver atrás, todos esos años! Sí, si pudiera yo dejaría de fumar de inmediato. Pero, ya es demasiado tarde... ¡Mírenme como estoy!

No, ni al peor de los enemigos... ni a nadie se le puede desear esta terrible enfermedad.

Esto sólo es un mensaje. Usted es el indicado para decidir de qué y cómo va a morir... ¿Es triste, verdad? Sí, muy triste... yo, lo decidí ¡por mi insensatez! Dios los bendiga y les ilumine sus 5 sentidos.

Gracias, por leer este mensaje. Un mensaje lleno de angustia y dolor por no haber dejado de fumar a tiempo. ¡Fumar, es de personas inconscientes... Es una pena, un dolor doble, tanto para mí, para mi familia y para todos los que me conocen y han convivido cerca de mí.

¡Fumar, es un placer! Una insensatez, una incredulidad... una terrible enfermedad. ¡Cáncer! Muerte, muy dolorosa.

Por favor les ruego, que envíen éste mensaje a cuantas personas puedan... Es importante se den cuenta a tiempo de este peligro. Quizás usted no lo haga, o no quiera hacerlo... pero a lo mejor si es muy posible, que entre tantos que leerán este mensaje uno pueda salvarse de esta desdicha.

Gracias por su atención. Dios los bendiga.

Sinceramente, de mi hermano ya fallecido,

Lino Ramón Soto


                




Fotografías enviadas por "Evalyna"
© Brisa Diseños - Copyright, Agosto 2014