Ya llegó lo que le dicen, el día de las madres... Muchos hijos esperan este día, para poder celebrar todos reunidos, junto a ese ser divino... ¡Como es, nuestra madre querida! Pero esto será para aquellos que piensan, que sólo este día debemos reunirnos con ella... yo pienso que a la madre le debemos celebrar todos los días, porque ella fue la que nos dio la bendición, de que estemos con vida. Debemos venerar a la madre, darle amor y pedirle la bendición no sólo en un específico día... Sino todos los días de nuestras vidas. ¡Yo no tengo con vida, a la santa madre mía! Sé que a muchos, les sucederá igual... Por eso es que lloro desde su partida, porque ya no la puedo abrazar... ¡Yo sufro esta lejanía... Madre mía! Mi corazón se destroza, al no tenerte... ¡Ay, madre querida... Sí yo te tuviera viva! ¡No esperen, para compartir esta alegría... Ojalá puedan celebrarlo todos los días! Yo un consejo les quiero dar a aquellos, que de la madre se olvidan... ¡Nunca se aparten de ella y denle todo lo que se celebra en este día! Dáselo ahora y no esperes a que llegue su partida para después llorar y decir: ¿Por qué me dejaste... madre mía? ¡Cómo desearía tenerte aquí y poder celebrar otra vez, todos reunidos... Dándote un regalo, un beso y un abrazo! ¡Cómo te me fuiste... madrecita del alma mía! ¡Regresa por favor, yo te quiero viva! pero para ese entonces muy tarde será... ¡porque ya, no la tendrás con vida! Autora: Evalyna

                    




© Brisa Diseños - Copyright, Abril 2011