Cómo te quiero mi hermana, nadie jamás te querrá... Ni en este mundo ni en el otro tendrás, a nadie que te quiera más. Pero si acaso lo dudas nos encontraremos en el más allá, donde la verdad deslumbra sin mentiras, ni todo lo demás. Muchas rosas te mando en esta hoja, porque te quiero hacer recordar; que así bella y pura estarás en mi corazón prendida. Y si algún día te olvidas, vuelve a mirar esta hoja verás que encontrarás en las rosas, gotas de lágrimas mías. Y caerán en las manos tuyas, diciendote: ¡Hermana... hoy, te quiero mucho más! Autora: Evalyna

        Este poema se lo escribí a mi hermana, dos años antes de fallecer.
                    



© Brisa Diseños - Copyright, Abril 2011