¡Feliz Cumpleaños, hija mía!

Naciste, el día 5 de Agosto del 1955... ¡Brillaste como una estrella, que iluminó mi vida! La niña que tanto yo había deseado, en mis brazos ese día la tenía. ¡Hija, que feliz me has hecho todo estos años! Desde niña, fuiste todo lo que yo había ansiado... ¡Gracias, Dios mío... por esta maravillosa hija, que en mi corazón has dejado! Nunca nos hemos separado, siempre has estado a mi lado y eso lo tengo guardado como un tesoro sagrado. ¡Hija de mi alma, hoy es tu cumpleaños y quiero darte ese abrazo, que siempre y cada día desde que naciste nos hemos dado! Han pasado los años y tienes dos hijos maravillosos, dos bellas nietas y un nieto precioso... Aun así te siento todavía mi niña, eres mi ángel... Mi corazón de madre, te bendice. Feliz día de tu Cumpleños... ¡Hija, mía... Te adoro, con toda mi vida! Autora: Evalyna

                    


© Brisa Diseños - Copyright, Julio 2011