Alegres y candentes, con tus calles y tus gentes. Es un amor ardiente, el que mi corazón por ti siente... ¡Patria querida! Daría yo mi vida, si fuera suficiente... para quitarte la herida, que te está llevando a la muerte. ¡Esto, no es mentira! ¿Dime, qué debo hacer? ¿Adónde he de poner, mi cuerpo inerte? Te juro que he de quererte, aún después de mi muerte. No me importa... mi corazón está puro y brillante, con la sangre brotante si es preciso para lavar la mancha del honor, que te quieren quitar. ¡Patria, querida! haz que a ti puedan llegar tus hijos con dignidad, que yo desde el más allá reiré, y te amaré mucho más... ¡Porque con mi sangre, la mancha borrada estará! Alegres y candentes, con tus calles y tus gentes. Es un amor ardiente, el que mi corazón por ti siente... ¡Patria querida!
Autora: Evalyna

        


                    


        



© Brisa Diseños - Copyright, Octubre 2011