Hoy recordando, me hayo de días pasados con risas y alboroto... Un niño, que retozaba en esa playa. ¡Oh, playa de Siboney..! ¡Cuanta memorias felices, de los días en mi niñez! En tus arenas calidas yo corría cómo brisa en esa playa, y mis pies en ella se hundían acariciando mi piel con la humedad traída por las olas. ¡Cuantas veces, he soñado contigo... Y aun hoy día siento tus carisias, sin igual..! En muchos parajes de este mundo, he echo lo mismo que en aquellos tiempos lejanos, sin tener el resultado buscado. ¡Sólo tú, que lejos te hayas... Puedes despertar en mi, esas emociones pasadas! Pero, aunque muy lejos te hayas... Aun te veo, en mis inquietos sueños. ¡Mi playa, amada! Autor: Jaime Pujol


                    


© Brisa Diseños - Copyright, Octubre 2011