¡Madre... Eres santa y adorada, como no habrá otra en el mundo para mí! Siempre estarás en mi corazón prendida, porque así me siento vivir. ¡Madre, patria querida... Madre eres tú; porque en tu cuna nací y fui muy feliz! Hoy lejos estás de mi, por eso vagando y sufriendo voy por ti... Esta separación, que nos han dado! Madre, eres tú y serás para mi lo más adorado... ¡Tierra cubana, pronto estaré en tu regazo de nuevo! ¡Madre! Y si muero antes, aunque sea en pedazos... que mi corazón te entreguen, para descansar en tus brazos!
Autora: Evalyna



                




© Brisa Diseños - Copyright, Octubre 2011