Era una mujer joven, hermosa, llena de esperanzas, ilusiones y alegrías por la vida. A este "hombre" le entregó la vida, dándole toda su alegría y el amor, que había en su hermoso corazón. Lo amó y lo respetó, con mucha abnegación... Creyendo en lo que él le ofrecía. Pero un día, todo se terminó. Ella cayó en una triste y horrible agonía... ¡Quince años, la mantuvieron con vida! De pronto este hombre, al que ella le entregó lo más hermoso, decidió terminar con la poca vida que tenía. ¡Él fue demasiado cruel! ¿Por qué esperó tantos años, para decidir exterminar a esta pobre mujer? No fue Dios, ni siquiera su familia... Fue este hombre, en el que ella fielmente creía. ¡Pero lentamente él, le quitó la vida! En trece eternos días, le dio la sentencia más cruel, que se le pueda dar a un ser viviente... ¡Morir, de hambre y de sed! Él quiso darle esta triste agonía, para acabar con sus días. ¡Muerte, que ella no merecía! Descansa en paz, Terri Schiavo 1963/2005 Autora: Evalyna


                




© Brisa Diseños - Copyright, Mayo 2011