Somos como el viento

          

Somos como el viento, suaves é impacientes... Caminamos entre la gente, aunque seamos inadvertidos; para nosotros es un martirio porque a veces sentimos el dolor de la gente... Pero le somos indiferentes y nadie, nos escucha. ¡Sí, somos muertos... Seres que fueron antes, como ustedes! Ahora, somos como el viento, rozando su piel, y no nos sienten. A veces queremos prevenirles de la muerte, le gritamos y les empujamos por otros caminos... Pero somos como el viento... Todo lo hacemos sin ser sentidos y caen en el martirio, aquellos que prevenimos. Nadie cree que existimos, porque no tenemos lo que antes si tuvimos... Solo cuando ya están como nosotros, emitiendo alaridos para que vivan los vivos. entonces sí decimos lo tontos que fuimos; viviendo engreídos de que solo los vivos vivimos. ¡No, esto es mentira... Los muertos estamos vivos! ¡No nos ven...No, nos sienten! Por eso no creen que entre ustedes, caminamos descontentos de no aliviar sus martirios... ¡Ahora, que están vivos! Y pasamos como el viento sintiendo sus dolores. y llorando los horrores... De los que dicen: ¡Están vivos! Aquí cuando vengas, sentirás lo mismo que sentimos los que ya de lo otro vivo, no queda sino... El soplo del viento y sus quejidos! Autora: Evalyna