Quizás has pensado que la vida es corta, y de prisa tienes que vivirla... No sé que te cuesta pensar diferente, y vivir la vida como Dios te la da... Yo sé que eres incrédulo, dominante, mujeriego, parrandero y muchas otras cosas... Pero te digo mi querido amigo, que eso es malgastar tiempo, dinero, perjuicios y todo lo demás viviendo en la gran mentira, como viven muchos en esta humanidad... Pero, si quieres respira bien profundo y di tres veces: Yo vivo en éste mundo y tengo piedad, de aquellos que viven sin tener misericordia... Y si he pecado por mi incredulidad, Señor... Ten misericordia de éste, que tantos errores ha cometido sin importarle nada... Yo, Señor... Te pido pongas tu mano divina, y hagas que a mi familia yo nunca le vuelva a fallar... Porque entonces, Señor... Llévame al calvario, donde jamás yo al mundo pueda regresar... Si esto te ocurriera querido amigo, puedes tener la seguridad, que jamás fallarías ni a tu mujer, ni a tus hijos, ni al Señor, que todo te lo a dado sin pedirte nada... Entonces vivirás en éste mundo, lleno de una gran felicidad... Autora: Evalyna

                   




© Brisa Diseños - Copyright, Mayo 2011