¡Oh, Dios!


¡Oh, Dios!, que has llegado a sufrir lo insufrible, que has dado todo a cambio de nada... hoy te pido que no mires a los que tanto te amargan, sin pensar que Tú sientes profundo dolor, en ver como el amor lo destruyen por minuto. Nada le importa a este mundo el gran dolor que Tú sientes, sólo se alimentan quejándose de la vida, diciendo que todo es mentira y viven sin honor. ¡Oh, Dios!, yo quiero arrancarme el corazón para en tus manos ponerlo... Quiero que mis ojos ya se apaguen si es que no podemos defender, lo que Tú, con amor, pusiste bajo nuestros pies. No sé, no sé por qué la gente no cree en tu amor y se llenan de fe esos miserables, que dicen ser valientes y que sin escrúpulos, hacen que el mundo esté turbio. ¡Oh, Dios!, no quiero ver más tus ojos llorar, ciégame para poderme librar de este puñal que siento en mi corazón, por este mundo que ya está casi muerto Autora: Evalyna



   

Adaptación: Brisa Diseños - Abril 2011