Te conocí casualmente, no lo recuerdo... ¡No, no lo recuerdo bien, hace tanto tiempo! Pero desde entonces, has sido una amiga incondicional, Una amiga que se aprecia y se quiere, para toda la vida. Han pasado los años y amanece un día, sin ver un mensaje de tu cariño... Me preocupa ese olvido y te llamo creyendo, que una respuesta me daría. Espero que contestes, pero no pasa nada.... Pienso, quizás esté dormida... Mi buena amiga, no te molestaré más. Pero pasan los días y no recibo noticias. El corazón no puede mentir, me golpea sin cesar... Al fin un día en la mañana, veo un correo tuyo... ¡Qué alegría, mi amiga ha regresado! Así, muy entusiasmada, abrí tu mensaje. . ¡Ay, no...! Amiga, de mi alma... ¿Qué ha pasado, que enfermaste repentinamente? No puedo..., no quiero saber, lo que me dices... ¡Estás grave, mis ojos están nublados, no veo tus letras! Cierro el mensaje, comienzo a llorar, rogando a Dios no sea nada... Mi amiga, mi amiga del alma... ¡No puedo resistir, me falta respirar! Vuelvo a leer y sé con dolor, que vives un horror Es una enfermedad, inmunda y llena de dolor... Nada más me dices, ni llegan tus correos... ¡Te hago otra llamada, quizás interrumpa tu sueño! Amiga sabía que eras tú, contestaste ahogada en sollozos... Amiga, que te pasa? ¿Dime, por favor? ¡Me contestas tan dolida, casi ni te entiendo! Voy a morir, dijiste... y casi se detiene mi corazón. No puede ser, amiga... dime la verdad. Me han estado dando muchos tratamientos, pero ya me han dicho que por mí nada más se puede hacer... ¡No amiga, ten fe en Dios... No puede ser que estés tan mal, si todavía estás joven y bonita, No, yo no lo puedo creer! No sé cuantas cosas te dije, pero una de ellas fue... te quiero amiga y pediré al Señor, tiene que haber un milagro... Te escribiré en cuanto pueda, ya te contaré y colgaste.... ¡Amiga, amiga querida... Nunca lo pensé, estoy esperando! Quizás ya no te escucharé, Mi amiga está muy enferma y yo, sin poder hacer nada... Solo he rezado, pidiendo al Señor.... ¿Gladys, amiga.... Mi amiga del alma, que más puedo hacer para mantenerte con vida? Que el Señor te salve, devolviéndote la salud... ¡Te quiero amiga, nunca te olvidaré...! Evalyna

                




imagen enviada por "Evalyna"
© Brisa Diseños - Copyright, Julio 2012