¿No sé por qué camino tan solo? nadie, anda conmigo. No quieren ser mis amigas, ni amigos. Te busco, nunca te encuentro. Ni siquiera, me miras... qué te sucede ¿por qué me retiras? Me duele el corazón, me parece mentira, yo soy tu hermano, soy tu amigo. Muchas veces te pregunto, si no deseas mi compañía, ¡no me respondes, ni me escuchas! ¿A qué se debe ese rencor? ¿por qué me repudias si sólo te doy mi amor? No me entiendes, ni te importa quien soy. Te grito, cuando en peligro estás. Pongo mi mano en tu hombro, y acaricio con amor tu cabeza, pero no sientes mi presencia. Siento dolor, cuanto te enfermas, te doy alivio, te doy fortaleza, nada sientes, me tratas con crudeza. Soy tu Alma, pero te doy pereza, busco por todos lados quien a mi lado permanezca. Me retiro, pero comienzas a no tener ni una poca de conciencia, enfermas y mueres... con esa tristeza. Tu hermano, Jesús.
Autora: Evalyna

                        





© Brisa Diseños - Copyright, Febrero 2015